miércoles, 10 de marzo de 2010

aversinosentendemos

Leí algunas propuestas llamativas por estos días. Entre el "te doy la florcita en el día de la mujer, pero andá a lavar los platos" y la reivindicación del fracaso de l@s que no entendieron que destacar nuestra perspectiva de género no es querer igualarnos a los hombres sino ser respetadas en la misma medida que los varones siendo diferentes, cobrar la misma remuneración por igual tarea y compartir las tareas del hogar y la crianza de nuestros hijos con nuestros compañeros.

Aversinosentendemos, lo distinto no implica una determinada cualidad. Somos diferentes, ni mejores ni peores. Creer que para mejorar o ser exitosa una mujer debe igualarse a un varón es un planteo de machismo acérrimo porque asocia de manera automática el género masculino a ese "óptimo" al que supuestamente debemos acercarnos. Como vemos, las cuestiones de discurso, juegos de palabras llamémosle si quieren, son una cosa seria.

Aversinosentendemos, yo no quiero que me salgan pelos en el pecho. A mi me gustan los tacos altos y las carteras, me persigue la celulitis y lloro cada vez que veo "Secretaria Ejecutiva". Planeo construir una familia junto al hombre de mi vida y me encanta la gente inteligente que no solo en estos días llena el espacio, virtual y real de experiencias, reflexiones y proyectos, palabras y canciones.

Precisamente por eso, creo que es ésta una especial responsabilidad de las que afortunadamente no hemos sufrido discriminaciones, que hemos podido convertirnos en profesionales, trabajar y producir, ser reconocidas en lo que hacemos, valoradas por nuestros maridos, amigos, hijos y jefes. Porque recordemos, que aunque "a mi no me pasó nunca", a miles de mujeres sí les pasa. Son mayoría entre los pobres y los analfabetos del mundo, entre los que sufren acoso sexual en su lugar de trabajo, entre las víctimas de violencia familiar.

Entonces no nos hagamos las boludas.